En opinión de Eduardo Sadot
Arturo Zaldivar burdo émulo de Gatell “Gatelleo”

Eduardo Sadot

Dos carreras en la vida tienen similitud la de los abogados que salvan de la muerte civil y los médicos que salvan de la muerte física.

El ministro Zaldívar, quien fuera presidente de la Suprema Corte, estuvo enmascarado como ministro imparcial, cuando en realidad fuera la quinta columna dentro de la Suprema Corte, entregado a los caprichos del titular del ejecutivo – presidente de la república – triste y deplorable papel para un jurista disfrazado de prestigiado, imparcial y justo, cuando en realidad fue todo lo contrario.

El presidente descaradamente declaró como su “chairo” o solovino, contrario a lo que en palabra del presidente y de manera despectiva, muy al estilo de alguien que no conoce el oficio de la política de estatura de estadista y se conforma con ser merolico de pueblo, en una mañanera destapó el verdadero rostro del ministro Zaldívar, un hombre que prostituyó el cargo de presidente de la Corte para entregarse a las veleidades y seducción del hombre más poderoso del poder ejecutivo.

En una entrevista con Ciro Gómez Leiva, el pasado martes Zaldívar patinó descaradamente, se fue de bruces – manera elegante de decir se fue de hocico – en un esfuerzo desesperado por congratularse con el dueño de las croquetas. El periodista Ciro dio a conocer en vivo al momento y a quema ropa, lo declarado hacía unos segundos por el presidente, de haber obtenido del Sistema de Administración Tributaria, los ingresos de la comentarista política María Amparo Casar y de sus hijos, difundiendo información personal en una flagrancia violación a la ley sobre datos personales.

Con el mayor descaro que se haya visto, ni siquiera entre los anteriores miembros de las tres tiranías anteriores a esta 4T durante seis días consecutivo el presidente se ensañó contra una mujer, María Amparo Casar, que además de que ha sido crítica con los últimos tres presidentes, incluido el actual, ha evidenciado la corrupción familiar del presidente “obrador”.

En el programa de Ciro Gómez Leiva en presencia de Arturo Zaldívar, dio a conocer lo que acaba de decir en vivo en la mañanera el presidente obrador, la información que le proporcionó el SAT, dicho en otras palabras usó su poder y la información confidencial, que obra en el SAT, para utilizarla “contra una adversaria”

Ciro le preguntó al exministro Zaldívar si no estaría violando la ley el presidente y Zaldívar, un jurista reconocido con cierto prestigio, no escatimó en echar por la borda, la poca dignidad y prestigio que le quedaba luego de renunciar anticipadamente para darle la oportunidad al presidente, para que nombrara a una ministra a modo y dócil a los caprichos de Palacio Nacional, eso sin comentar lo ignorante en derecho, evidente en cada sesión de la Corte.

A pregunta expresa, Zaldívar, como el “doctor muerte” Gatell, hizo ridículos esfuerzos, maromas y malabares para justificar lo injustificable y defender lo indefendible, que cualquier alumno de primer semestre de derecho sabe, para lo cual no se necesitan muchos conocimientos jurídicos, que obrador violó la ley de datos personales, ello, luego de que la Corte, ordenó a PEMEX, restituirle a María Amparo Casar la pensión que recibe por viudez y que por órdenes del presidente – se entiende – la paraestatal no ha acatado la resolución del presidente, usando recursos públicos y abogados de PEMEX para cumplir su capricho, y la sed de venganza del presidente en contra de una mujer mexicana, de vergüenza ajena.

sadot16@hotmail.com
Twiter: @eduardosadot
Instagram: eduardosadotoficial
Tik tok: eduardosadotoficial

Botón volver arriba