China Evalúa bloquear Taiwán con Drones: Un plan que genera controversia

El presidente chino Xi Jinping ha contemplado un audaz movimiento militar que podría cambiar drásticamente el panorama geopolítico en Asia. Según informes del South China Morning Post, el Ejército Popular de Liberación (EPL) está evaluando la posibilidad de bloquear Taiwán utilizando drones, una estrategia sin precedentes que, de implementarse, podría tener repercusiones significativas en la región.

Desde que Xi Jinping asumió el poder, su agenda ha estado marcada por una diplomacia agresiva y una expansión territorial que ha tensionado las relaciones con vecinos como Japón, Corea del Sur, Filipinas, Vietnam y Taiwán, además de desafiar a potencias como Estados Unidos. Esta nueva estrategia, de ser implementada, buscaría consolidar aún más el control sobre Taiwán, una isla que China considera parte integral de su territorio y que ve como una prioridad estratégica.

El plan fue detallado en un artículo de divulgación militar chino firmado por Chen Huijie, ingeniero del EPL, quien explicó que los drones podrían ser utilizados para el bloqueo y control de áreas estratégicas alrededor de Taiwán. Según el informe, los drones ofrecen ventajas como la prescindibilidad, bajo costo y mínimas bajas, lo que aceleraría los ciclos de reconocimiento y ataque en comparación con las fuerzas tripuladas tradicionales.

En una simulación reciente, el EPL empleó varios tipos de drones para evaluar su efectividad en un escenario de bloqueo. Los drones de gran y mediano tamaño fueron desplegados desde bases en China continental para realizar tareas de reconocimiento prolongado y ataque a amenazas móviles en la isla y sus aguas adyacentes. Además, se utilizaron drones de patrulla anti-radiación para neutralizar radares enemigos, demostrando así la versatilidad de esta tecnología en operaciones militares complejas.

Sin embargo, expertos taiwaneses cuestionan la viabilidad de esta estrategia. Tzu-Chieh Hung, investigador del Instituto de Investigación sobre Defensa y Seguridad Nacional en Taipei, señaló que las simulaciones militares deben tomarse con cautela debido a las simplificaciones necesarias y a los desafíos del mundo real, como las interferencias de la guerra electrónica y las acciones imprevistas del enemigo.

Por su parte, Johnson Shan-Son Kung, también investigador en el mismo instituto, destacó las limitaciones geográficas y logísticas que enfrentaría China al intentar bloquear toda la isla de Taiwán. Aunque reconoció los avances de China en el desarrollo de drones, advirtió sobre las vulnerabilidades y el riesgo de contraataques por parte de potencias externas, como Estados Unidos.

Botón volver arriba