En opinión de Alberto Woolrich Ortíz
Corrupción en Pemex

En ésta Cuarta Transformación de la República existen críticas tan certeras como fundadas respecto al fenómeno de la corrupción que se encuentra en los adentros de Petróleos Mexicanos, empresa pública paraestatal mexicana petrolera, facultada bajo un régimen constitucional para que explote, entre otros, los recursos energéticos derivados del petróleo y gas natural, principalmente en territorio nacional. 

Según aquellos entendidos que han vivido en los adentros de la referida empresa, la corrupción en petróleos mexicanos es tan añeja como la existencia de sus primeras refinerías. En opinión de ellos, misma que es compartida por la Academia de Derecho Penal del Colegio Nacional de Abogados Foro de México y por muchos mexicanos, esa corrupción es parte del sistema político de nuestra República. 

Lamentablemente muchos son los que se han percatado que durante el mandato de Andrés Manuel López Obrador, esa corrupción y podredumbre, se ha incrementado notablemente, la misma se ha convertido en una poderosa maquinaria estructurada, apoyada, impune y consentida por los gobernantes y políticos en turno. El pago por sobornos, comisiones, concesiones, mordidas, pensiones indebidas, subsidios indecorosos, los cuales por desgracia pretenden dar consuelo a un adeudo por más de ciento cuarenta y cinco mil millones de pesos, así como desvíos para campañas electorales, mismos que se calculan también en millones y millones de pesos, dan lugar a que dicha empresa sea considerada tanto en el extranjero como en México, como una firma de funcionarios corruptos.

Esos versados, aclaran, que esa corrupción y putrefacción no se restringe a una sola área, invade lamentablemente a toda la paraestatal, trayendo por desgracia sólo impunidad a todos aquellos funcionarios y políticos que la ejercen, son ellos los que atentan contra el patrimonio de nuestro México, el prestigio de esa empresa y la honorabilidad  de su gran mayoría de trabajadores.

Los bribones y forajidos del petróleo, son aquellos que abusan de sus facultades legales regulando actividades de las entidades para con ello servir a un identificado grupo de seudo empresarios privados que se han enriquecido de manera insultante, conllevando con ello a malograr la economía de la empresa paraestatal. 

La Cuarta Transformación de la República, una vez más, se encuentra errando en sus políticas derivadas de sus propias ocurrencias, situación que da lugar a que deshonestas togas de procuración e impartición de justicia hoy toleren las múltiples ilegalidades y sean partícipes de esas gananciales por la negligencia al no indagar con pulcritud aquellos severos hechos delictivos. 

Hoy el observatorio de estudios jurídico penales, con independencia de documentar los hechos de corrupción en el entorno de procuración e impartición de justicia, se ha dado a la tarea, con el apoyo de reconocidos y honorables abogados empresariales del medio energético, de fundamentar y recabar demostrativas de responsabilidad de corruptos de ese entorno, para en su oportuno momento exhibirlos y denunciarlos. 

Es cuánto.

Lic. Alberto Woolrich Ortíz. 

Presidente de la Academia de Derecho Penal del 

Colegio Nacional de Abogados Foro de México, A.C..

Botón volver arriba