Tendencia

   En opinión de Héctor Calderón Hallal  
 Diálogo: El gran pendiente en la agenda pública nacional  

En opinión de Héctor Calderón Hallal

Alienta… inspira confianza, el solo hecho de que la candidata de la coalición oficialista, Claudia Sheinbaum Pardov, quien se perfila según los resultados oficiales como la próxima Presidenta de la República –si es que legalmente no se comprueba el aludido fraude electoral por la oposición- muestre con su actitud una –al menos- incipiente actitud ‘revisionista’ a las acciones y pretensiones claras del ‘troglodita’ que ha estado todo este tiempo tras ella, impulsando, planeando y financiando su campaña política… sí… ya saben ustedes a quién me refiero.

Ese ‘prestidigitador’ de la operación y la propaganda electoral, que ha estado cobrando impunemente los últimos seis años como Presidente de México, sin desempeñar su función de gobernanza y administración prudente, ni un solo día de su mandato.

Ese ‘marabarista del lenguaje’ que nos ha mentido de manera sistemática y que hoy, que inexplicablemente del todo aun –para el suscrito- lo ha ganado todo en la reciente elección, sin conmiseración alguna para esa otra gran mitad poblacional de su pueblo, que le clama piadosamente por un último lapso de prudencia y sensatez desde el Gobierno, le anuncia que en los últimos 30 días de su mandato, enviará al Poder Legislativo, las últimas 20 reformas propuestas desde antes que contemplar su “mayoría absoluta” obtenida en la elección del domingo 2 de junio, entre ellas la reforma a los organismoa autónomos como el INE y el INAI… al mismísimo Poder Judicial de la Federación… cuyo sólo anuncio de parte de sus panegíricos y lambiscones diputados como el poblano Ignacio Mier, ya causó la devaluación del otrora “fortachón” Peso Mexicano, de los 16 a los casi 19 pesos por Dólar Estadounidense.

Sin embargo, algo hay en las respuestas de Sheinbaum Pardov, que nos hace albergar la esperanza de que “dará ella un golpe de timón” prudente, al cúmulo de sandeces y “tonte…jadas” que nos ha venido recetando el “mesías tropical” a lo largo de su malhadado sexenio de desgobierno, una vez convertida en Presidenta Constitucional.

En dos o quizá tres ocasiones, ante la “sospechosa premura” que muestra el AMLO al asegurar que en septiembre y no después, será cuando envíe y sean aprobadas en las cámaras legislativas su paquete de reformas nefastas, ante ello –se reitera- la candidata Claudia Sheinbaum ha acotado al presidente y ha contestado con mesura ante los medios, ponderando la necesidades de abrir el diálogo con los diferentes sectores de la sociedad mexicana.

Una muy prudente y esperanzadora actitud; es de esperarse que la asuma siempre y sobre todo, a partir del 1 de octubre en que tendrá que deslindarse en muchos aspectos –sino es que en la totalidad- de la mala influencia de López Obrador.

Sí… Claudia nos alienta en la posibilidad de que trastocará esa política de “cerrazón” y ausencia de diálogo, instrumento in-dis-pen-sa-ble para la consolidación de la política y por supuesto, de la vida demodrática –no solo en México- sino en cualquier parte del mundo… y en cualquier momento de la historia del que se hable o escriba.

Sin diálogo, cualquier Gobierno es una tiranía… una dictadura. Con todo y que hoy pomposamente se le llame a esta forma alcanzada por la sociedad mexicana en los últimos seis años, la “autocracia popular” o la “dictadura de las mayorías”… una mayoría que apenas sobrepasa el 50% -pudiendo gravitar incluso en el 60%, supongamos- pero que… si no escucha a ese otro “cuarentaytantos por ciento”… es una tiranía…. “¡Aquí y en China!”.

Porque, díganme ustedes, caros lectores… ¿Cuándo se ha sabido o se ha filtrado siquiera, que el “presidente” López Obrador se haya reunido o haya recibido en Palacio o en algún otro recinto a miembros o voceros de la oposición a Morena y su Gobierno?… Nunca.

Este presidente ha roto el molde… ha roto registros y palmarés en el terreno del abandono a las obligaciones (más que formalidades y cortesías) que como Presidente “de todos los mexicanos” tiene…. Por ley… ¿O qué? Nomás toma el cincuentaytantos por ciento del presupuesto destinado al gasto público proveniente de sus “babeantes seguidores” y el resto no lo toca por “dignidad? No señores… nada de eso… “arremanga todo lo que esté a su paso”… como la langosta.

Por muy “malos” que hayan sido –a juicio de sus malquerientes y críticos– los presidentes emanados del PRI y el PAN en el pasado, siempre tuvieron la responsabilidad de reunirse, de recibir… de escuchar a las comisiones de legisladores y dirigentes de partidos de oposición… y hasta se negoció en muchos momentos de la historia con ellos. Este Presidente, López Obrador, no tuvo un solo rasgo democrático como ese… tal cual como si hubiera llegado por la vía de las armas, del “Golpe de Estado” al Poder…. Y no por la vía de las urnas como lo hizo… y se le reconoció sin problemas.

El Diálogo constituye por sí mismo como atributo personal, una forma de vida… no sólo un instrumento de comunicación y entendimiento.

Implica toda una concepción ética del ser humano y de la sociedad, sustentada en el reconocimiento del otro como un ser digno, libre y diferente, con el que se puede establecer una relación de respeto, confianza y solidaridad.

Por lo que se deduce que López Obrador no nos ha tenido el mínimo de los respetos a los que no pensamos como él… y como político, desde aquí se lo digo…. Para mí… ¡Ha fracasado rotundamente… pues no fue capaz de unificarnos como población… no fue capaz de convencernos a la totalidad de los mexicanos con el mínimo de los razonamientos… no fue capaz de movernos a la acción concertada de todos como un solo país… no fue capaz de conmoverse con la tragedia de muchos cientos de miles de mexicanos que padecieron su desatención, su descuido, su mezquindad, como los niños con cáncer, los enfermos que demandaban medicinas en hospitales públicos, como los enfermos de Covid, quienes por cierto muchos de ellos murieron con la esperanza de que sería usted su salvación… y tampoco… tampoco fue capaz de conmovernos, a la otra gran mitad de la población, con su monólogo matutino, al que por decreto usted quiso etiquetarlo como un “Diálogo Circular”, donde nunca aceptó ni los “datos” ni las razones de otros… es usted un perfecto autócrata… y lo que es peor, con complejo de “autárquico”, pues nos quiere arrollar a la población mexicana en su conjunto, al aislamiento y al atraso en el concierto de las naciones.

La Política como materia, puede entenderse como aquella que estudia la actividad de del individuo que participa en la vida pública, trabajando por llegar a acuerdos, evitando o reduciendo el conflicto a cero entre los miembros que conviven en el mismo espacio (lo que no necesariamente significa vivir en paz, porque puede haber tensiones) y que tiene como objetivo lograr el Bien de la Comunidad.

La Política incluye la práctica de la tolerancia y el respeto a las diferencias. La tolerancia debe ser un respeto recíproco; valor indispensable si tenemos la intención de lograr un entendimiento y reconocernos como iguales en derechos en una República democrática.

El reconocimiento incide en el respeto jurídico.

Algo que usted desconoce, desprecia o minimiza. Lo relativo a las leyes. Pues… ¿Qué clase de gobernante es usted Andrés Manuel?

Desde 1997 Axel Honneth, el brillante sociólogo alemán, de la escuela clásica “hegeliana”, constructor de la llamada “Teoría del Reconocimiento”, rescató con sus principios teóricos, el sentido de identidad moral de las personas y la importancia para la autorrealización que tienen las relaciones intersubjetivas de reconocimiento. Debemos reconocernos pues, como individuos… entre sujetos vernos como iguales… seamos de una ideologóa o de otra…. De Morena o del PRIAN…. O de ninguna….. todos tenemos el mismo valor frente a la ley sus obligaciones…. ¿O no?.

Y otro gran aliciente, que este articulista rescata para ustedes esta mañana, es el siguiente:

En el PAN por ejemplo, hay consenso para acercarse a la virtual candidata triunfadora, Claudia Sheinbaum, para aprovechar esa incipiente “apertura” mostrada por sus mensajes en sus primeras apariciones después del 2 de junio; apertura que al parecer no forma parte de los planes de su todavía “jefe” el aun mandatario mexicano… quien la convidó a Palacio Nacional en días pasados, recibiéndola con “rídiculo beso de Judas”, en cuyas babas le soltó todo el veneno propio de esa “vendetta” que ha sido todo su Gobierno y que, esperemos que no la haya contagiado a lo largo de esa primera Reunión Formal con miras a la Entrega-Recepción, donde le fue seguramente “entregada o notificada” Claudia Sheinbaum, de cuál será la ruta de su gestión como la primera mujer Presidente de la República” emanada de Morena.

Los panistas quieren dialogar con ella sobre la importancia de arribara a una propuesta de reforma judicial consensada lo más posible al interior de la sociedad.

Por cierto hay “jaloneos” entre altos cuadros y destacados militantes, en un afán de derribar de la dirigencia nacional a Marko Cortés, bajo el argumento del resultado electoral.

Igualmente en el PRI, dirigido por el campechano Alejandro Moreno Cárdenas. Hay una notable voluntad de diálogo con el eventual “nuevo gobierno”, siempre y cuando se den garantías para ese diálogo.

Incluso, fue filtrada a este articulista, la especie de que el Presdiente del CEN del PRI, ‘Alito’ Moreno, en un afán de una inteligente ‘Operación Cicatriz’ con la alta ‘nomenklatura’ de los exdirigentes priístas, con quienes tuvo diferencias en el pasado reciente, para enderezar juntos y gracias a sus valiosas aportaciones, consejos y directrices, el camino hacia la reivindicación electoral del PRI y su transformación inevitable como urgente.

Varios “figurones” del PRI en el pasado pudieran encabezar junto con ‘Alito’ una Comisión para entrevistarse con Claudia Sheinbaum, en el marco de esta invitación al diálogo hecha durante sus intervenciones dirigidas a la sociedad mexicana.

Y es que no puede soslayarse esta importantísima característica del PRI mostrada en el pasado reciente, con el multicitado y célebre ‘Pacto Por México’, logrado desde el Senado y con todas las fuerzas políticas, por Manlio Fabio Beltrones Rivera… quien volverá a la Cámara Alta y esta política…. con ‘altura de miras’, podría ser típica y definitiva para el PRI, en su camino hacia su recuperación y, ¿por qué no?… en su regreso al triunfo electoral algún día no muy lejano.

Es de esperarse pues, que Claudia Sheinbaum haga uso del Diálogo como instrumento insustituíble para la Gobernanza… y el Orden Público.

Sólo así se alcanzará la tan anhelada “Pacificación Nacional”, materia que, como en todas las demás, López Obrador nos queda a deber.

Autor: Héctor Calderón Hallal

Contacto

En X (antes Twitter):

@CalderonHallal1;

En E- Mail:

fixiflaux99@gmail.com;

«Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor; por lo que no constituyen en modo alguno, la opinión institucional de este medio».

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba