El ganso, rechazado incluso como presidente, se quedó sólo con tiranos/ En opinión de Miguel A. Rocha Valencia 

Redacción MXPolítico.- Va a necesitar otra marcha de paleros para levantar su acendrado egocentrismo y lo así sentirse como líder universal, mesías de la Humanidad y desde luego, como él dice, el más amado. Si, se trata del ganso de Macuspana quien durante la pasada semana recibió varios reveses.

Los números no le volvieron a cuadrar, sobre todo el de asesinatos que, ya rebasaron los 140 mil en su sexenio, del extranjero le tiraron a uno de sus comparsas de quinta, los grandes lo repudiaron y ahora está más convencido de que su planeado viaje a La Chingada, podría cancelarse pues ve cada vez más lejos un triunfo electoral de su corcholata favorita en 2024.

Mal y de malas, por eso arreció sus embates, repartió candela contra los molinos de viento y cual Quijote de caricatura, se aferra a su Dulcinea también de barro como tablita de salvación para no dar con sus huesos en algún reclusorio nacional o extranjero, sobre todo por ese rumor “mentiroso” de unos dineros de empresas criminales a su campaña.

Por lo pronto sepultó en su imaginación –debería hacerlo- asumir el liderazgo de un “sueño bolivariano” de Hugo Chávez o de Fidel Castro, salpicado de una izquierda trasnochada a gatopardeada de mediados del siglo pasado. Argentina, Chile y Brasil, se encargaron de disolver la nube en que estaba trepado para dar el costalazo en el reclamo de los peruanos: “no te metas en lo nuestro”.

Con ello también se fue por el caño el intento de convertir a la Alianza del Pacífico en un organismo sustitutivo o paralelo a la Organización de Estados Americanos o de la misma Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en el ánimo de despojar de autoridad a los organismos continentales. Se le “peló”.

Ahora ya no sabe qué hacer con la “pro témpore” presidencia de la AP que deseaba entregarle a Pedro Castillo incluso en un viaje a Perú el 14 de diciembre. No lo hizo y seguro no hará la gira para dejarla en manos de la actual presidenta andina la mentada corcholata, esta sí, de verdad.

Y no va porque a pesar de que la Dina Boluarte, presidenta provisional de Perú le dijo que si va, lo recibirían con los brazos abiertos, el Congreso, militares y organizaciones civiles andinos, mostraron su repudio a las declaraciones del machuchón mexicano no sólo en el sentido de justificar al exmandatario sino además afirmar que fueron las “terribles fuerzas antidemocráticas y cúpulas de poder” quienes derribaron a don Pedro Castillo, y no la serie de corruptelas e ineptitudes mostrados durante su mandato, en una copia burda pero muy parecida al mesías tropical.

Este último se atrevió a asegurar que en México un golpe de Estado sería algo fantasioso porque es el más amado.

Es tan querido que necesita chicanear la Constitución, recurrir a la amenaza, al chantaje, abusar del poder y utilizar las instituciones de justicia para avasallar a los oponentes y lograr cambios en leyes secundarias para dinamitar, ahogar al árbitro electoral. 

¿A qué le teme? si es dueño del poder político, de la mayoría del Congreso, tiene sometida a la Corte de Justicia, dispone del presupuesto a su gusto, persigue con FGR y UIF a sus “enemigos”, encarcela, difama, ofende incluso a pueblos y gobiernos extranjeros 

Ya vimos que es capaz de mentir todos los días, acumular más de 85 mil aseveraciones sin comprobar, oculta todo lo que quiere de los gastos e información, quema en la hoguera de Palacio a quien le viene en gana sin pruebas, ordena persecuciones y solapa a los grupos criminales a quienes apapacha mientras sojuzgan a comunidades y asesinan en tanto niños y mujeres con cáncer y enfermedades crónico degenerativas mueren por falta de atención, medicamentos víctima del austericidio.

Eso mientras en gobierno se despachan con millonarios seguros médicos, asignación de contratos sin licitar a empresas fantasma o en tanto sus hermanos colectan dinero “negro” y sus hijos se enriquecen de la nada.

“Algo” debe presentir el tlatoani de Macuspana cada vez más urgido de asegurar su transexenalidad en el poder. Cree que la actual oposición política es su hándicap y se equivoca, es la sociedad misma que cada día, aunque sus números digan otra cosa, lo repudia más.

A la mejor eso del twitter donde le dicen “AMLO sigues tú” ya no lo deja dormir. Lo tiene inquieto y del berrinche pasa a la preocupación, a la certeza de que quien sea de la oposición a sus corcholatas, podría ganar la Presidencia y, aunque no se trate de revanchas, será momento de aplicar la Ley, esa que hoy monopoliza personalmente el caudillo de Tepetitán.

__

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba