En opinión de Miguel A. Rocha Valencia
En el colmo del cinismo ganso dice que no interfiere en proceso electoral

Yo Campesino / Desvergonzado

Sin asomo de culpa y en el colmo de la irresponsabilidad política, el ganso de Macuspana afirma que él y sus funcionarios no hay intervenido en el proceso electoral y que en todo momento se ha portada imparcial, sin favorecer a ningún partido y candidato.

Aún más, en la subliminación de la mentira se atrevió a afirmar que la consejera presidenta del INE, Guadalupe Tadeii Zavala “es simpatizante, para decir lo menos, del bloque conservador”, cuando en realidad de todos es conocida la cercanía de la funcionaria con el mismo profeta cuatrotero y el actual gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, a quien le acaba de hacer el favor de “bajar” de un programa radiofónico a la candidata a senadora por esa entidad, Lily Téllez.

Pero en cambio, poco o nada se hace para detener al caudillo de Tepetitán que todos los días viola todo tipo de leyes, ayer mismo al anunciar aumentos salariales y ponderar una vez más los “jugosos” incrementos a los mínimos, y el su visión de que hoy, estamos en el nivel más bajo de desempleo.

Nuevamente haciendo gala de “logros” en plena campaña, convocando al agradecimiento por repartir dinero pero escondiendo la verdad que hay detrás de todo ello como es una carestía que supera el 50 por ciento y tiene en la pobreza laboral a cerca de 20 millones de trabajadores formales.

Tampoco habla del nuevo repunte de una inflación que en meses atrás hizo nugatorios los aumentotes salariales y alcancen cada vez para comprar menos, independientemente de que los “beneficiados” con programas sociales deban pagar más por comer o intentar mantenerse sanos porque los servicios de salud y la comida encarecieron por arriba de lo que ganan.

No se explicó que hoy el subempleo y la informalidad se consideran como ocupaciones y gracias a eso se mantiene el desempleo por abajo del tres por ciento y que, de la PEA, más de la mitad carece de servicios médicos institucionales y tampoco pagan impuestos.

Dice que votar por morena y rémoras hará que nuestro país crezca, lo cual desdicen los hechos como el que debido al déficit del año pasado y el de este, que sumarán poco más del siete por ciento, México se endeudó con casi tres billones de pesos más para sumar 7.5 billones en este sexenio, con lo cual la propia secretaría de Hacienda en sus precriterios económicos para 2025, plantea una reducción del gasto en cerca de 850 mil millones de pesos.

Claro, ya no será año electoral y en este que si lo es, echaron la casa por la ventana con colocación de deuda por arriba del 11 por ciento, intereses que se deberán pagar y que de entrada tienen “embargados más de 600 mil millones de pesos del próximo presupuesto solo por intereses a lo que habrá de agregarse lo correspondiente al pago de la parte del “principal” correspondiente.

Es decir, habrá menos dinero y por primera vez se aconseja desde el mismo gobierno disminuir el presupuesto de egresos, aunque en la Ley de Ingresos se intentará aumentar el flujo, sin saber de dónde porque todas las fuentes posibles ya se secaron desde los empresarios obligados a “cooperar” hasta los fideicomisos y fondos como el de contingencias, los interestatales el de desastres o el de gastos catastróficos en salud.

Esconden bajo la alfombra el costo real de las gasolinas, que de entrada no bajaron a 10 pesos y para evitar un mayor incremento, las arcas públicas debieron asumir un costo superior a los 500 mil millones de pesos.

El problema sin duda, es para quien viene y eso no lo dice, el machuchón solo pondera “sus logros” que a la vista de cualquier economista no son magros, sino negativos.

Y es que para quedar claros, el esquema de gobierno cuatrotero no tiene nada que ver con el progreso y desarrollo, sino por el contrario, con retrocesos, no intenta acabar con la pobreza sino socializarla, convertirla en la base de la población para descansar ahí su ejército electoral.

Ahí están las observaciones del INE y determinaciones del Tribunal Electoral que no van más allá de “capar” los videos de las mañaneras donde el ganso se cansa de pregonar que los malos y perversos son los opositores, los corruptos que sólo desean recuperar sus privilegios, olvidando que si hay corrupción es en su gobierno, en su familia, que todo está sustentado con pruebas y sin embargo, el nivel de impunidad en la 4T es tan grande que no hay ni uno solo en la cárcel aunque los robos sean “históricos”.

Ahí están las 51 medidas cautelares impuestas por el TEPJF como prueba mínima de que la chachalaca está convertido en el principal propagandista y operador de su corcholata desde la tribuna presidencial, y aún así, se hace el inocente.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba