En opinión de Lilia Arellano  
 En el debate, Trump agrede a México  

Estado de los ESTADOS

Lilia Arellano

“Los vencedores siempre serán los jueces, y los derrotados los acusados”: Hermann Wilhelm Göring

  • En el debate, Trump agrede a México
  • Analizan demócratas posible sustitución de JB
  • Sheinbaum, Ebrard, De la Fuente contra la pared
  • Migración y crimen también afectan al T-MEC

Ciudad de México, 30 de junio de 2024.- A partir del próximo año, los complejos problemas de la relación de México con Estados Unidos se agudizarán de continuar el actual curso del proceso electoral en el país vecino con quien compartimos la frontera norte. Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrad y Juan Ramón de la Fuente, entre otros miembros del próximo gabinete, deberían estar muy preocupados si la presidencia estadounidense la gana el republicano Donald Trump, pues se profundizarán las dificultades de seguridad y migratorias con el endurecimiento de una posible administración republicana y se dificultará la integración económica de México con sus socios comerciales en el T-MEC, el cual deberá renegociarse en 2026.

Claudia Sheinbaum tendrá como prioritario reto exterior fortalecer la relación con Estados Unidos, su principal socio comercial, especialmente en los temas de intercambio, migración y el combate a las drogas, tráfico de armas y criminalidad transfronteriza. La balanza comercial entre ambas naciones suma decenas de miles de millones de dólares, mientras que la inversión de EEUU es la principal procedente del extranjero. De ahí la importancia de México en el escenario estratégico del nearshoring, es decir, la relocalización productiva donde México debe aprovechar la confrontación económica entre China y Estados Unidos para impulsar el desarrollo industrial.

Es fundamental el tema de la migración, donde los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador llevan años dialogando, sin llegar a acuerdos reales explícitos, sólo convenios secretos, a pesar de que en la práctica México se convirtió en un dique para la migración sudamericana y de América Central y del Caribe rumbo a territorio estadounidense. En Estados Unidos hay alrededor de 40 millones de personas de origen mexicano quienes envían dinero a sus familias, se trata de decenas de miles de millones de dólares que alivian la economía familiar en muchas regiones del país.

La seguridad o el complejo problema de la inseguridad enfrenta a ambas naciones agudizándose en años recientes. Durante las últimas dos décadas, han ingresado ilegalmente a territorio mexicano más de 100 mil armas procedentes de Estados Unidos, las cuales terminan en manos del crimen organizado, como lo reconocen oficialmente ambos gobiernos. A esto se suma la crisis del fentanilo, la cual, de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas de Salud en EU, provoca la muerte de alrededor de más de 150 mil personas cada año como consecuencia de sobredosis. Por esto se culpa a los cárteles delincuenciales mexicanos, tema que se hizo central en el debate presidencial estadounidense.

A través de una carta al embajador estadounidense Ken Salazar, con motivo de los 248 años de la Independencia de los Estados Unidos, Claudia Sheinbaum refrendó su compromiso para continuar con el fortalecimiento de las relaciones bilaterales. A su vez, el diplomático estadounidense destacó el T-MEC y el Marco Bicentenario sobre Seguridad, el cual, dijo, dará certeza y guiará la cooperación internacional, así como la protección de los derechos laborales a través del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. En ambos casos, la demagogia se hizo presente. Inclusive y como si fuera información de primera mano, Salazar refrendó: el lazo más fuerte de ambos países es la gente con los alrededor de 40 millones de mexicanos habitando en la Unión Americana y las decenas de millones de familias mexicanas con las cuales comparten dinero y experiencia..

Sheinbaum Pardo se reunió en esta semana de forma extraoficial con Mélanie Joly, ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, quien externó su interés por conocer el posicionamiento de México sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual se renovará en 2026. La virtual presidenta electa propuso una “revisión menor” del T-MEC, con el objetivo de fortalecerlo, así como ampliar las visas de trabajo para mexicanos que residen en Canadá. La exjefa de Gobierno de la Ciudad de México explicó a la prensa que se trata de una renegociación, la cual atenderán los futuros secretarios de Relaciones Exteriores, Juan Ramón de la Fuente, y de Economía, Marcelo Ebrard, con quienes se reunió Mélanie Joly, así como con Alicia Bárcena, actual secretaria de Relaciones Exteriores. Mucho trabajo tiene por delante estos integrantes del gabinete de Sheinbaum, aunque la labor, en términos claros y coloquiales se resume en “reparar entuertos”, hacer notar no se repetirán errores, acciones y expresiones del tabasqueño.

La renegociación del T-MEC deberá realizarse en 2026 y tendrá un mayor nivel de exigencia por parte de los integrantes a fin de reforzar la producción y cadenas de suministro en la región de América del Norte, como lo admite el titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O: “Estamos conscientes de que la renegociación del T-MEC y su renovación en 2026 requiere de un nivel de trazabilidad para el origen de los productos, y somos conscientes de que esto plantea un mayor nivel de exigencia por parte de los miembros”. Al funcionario le urge se arreglen las demandas pendientes, pagar los millones reclamados de perder en los temas, maíz, las expropiaciones llevadas a cabo en contra de empresas norteamericanas como es el caso de Calica y las esperadas ante el incumplimiento para poder garantizar la inversión de Tesla, están en el pandero.

El T-MEC, la nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entró en vigor en julio de 2020 y su primera revisión como parte de la nueva versión del Tratado, está programada para 2026.

TRUMP Y BIDEN, NUDO GORDIANO PARA MÉXICO

En la auténtica democracia estadounidense, el debate anticipado entre el presidente Joe Biden y el aspirante populista republicano Donald Trump fue ganado por el magnate en un duelo de acusaciones y ataques personales. De acuerdo con los sondeos de los principales medios de comunicación de ese país, siete de cada 10 estadounidenses vieron a Biden con un mal desempeño, viejo, sin fuerza para un segundo periodo presidencial; con errores y lapsus que lo hicieron desviar el hilo de sus respuestas, por lo que en los corredores del Partido Demócrata piensan con seriedad en un sustituto, pero esto aún no está definido. De entre algunos mencionados para llevar a otro competidos frente al pelirrojo aparece Robert Kennedy

la vicepresidenta Kamala Harris, quien es capaz de responder a todos los retos que le presenten, pero es una mujer y los machistas de EU no votarían por una fémina, inclusive, esta acción se notó claramente con la la derrota de Hillary Clinton; otros más son el gobernador demócrata por Michigan, Gretchen Whitmer, o el de California, Gavin Newsom.

Durante el debate que duró 90 minutos y fue transmitido por la cadena CNN, el magnate neoyorkino, de 78 años, y el mandatario actual de 81 años, respectivamente, discutieron ante las preguntas hechas por los moderadores, los periodistas Jake Tapper y Dana Bash. Los micrófonos se silenciaron durante todo el evento, excepto para el candidato que tuviera el turno de hablar. No se permitieron accesorios, ni notas pre escritas en el escenario. Tampoco se permitió audiencia en el estudio. Trump se mostró más agresivo y seguro; acusó al actual mandatario estadounidense de abrir el país a los criminales y haber provocado que los ciudadanos vivieran actualmente en un “nido de ratas”, con asesinatos perpetrados, según el neoyorkino, por migrantes.

“Estamos viviendo en un nido de ratas. Están matando a nuestra gente en Nueva York, en California, en cada estado, porque ya no tenemos fronteras. Por sus políticas ridículas, locas y estúpidas, la gente está entrando y están matando a nuestra gente”. Y siguió sus ataques: “Lo llaman crimen migrante”, yo diría “crimen migrante por Biden”, insistió Trump, quien mencionó el caso de Jocelyn Nungaray, de 12 años de edad, asesinada el 17 de junio de 2024, en Houston Texas, y por el que fueron arrestados dos venezolanos, quienes ingresaron recientemente al país, y a quienes se les impuso una fianza de 10 millones de dólares a cada uno.

Biden, titubeante al principio con signos de fatiga, tachó esa acusación de ridícula. “Hay muchas mujeres violadas por sus parejas, hermanos y hermanas. Eso es simplemente ridículo”, destacando su administración había trabajado para incrementar significativamente, tanto el número de agentes en la frontera, como la capacidad de asilo. Pero Trump no lo soltó y remató: “Teníamos la frontera más segura de la historia de Estados Unidos. Sólo tenía que dejarla así, pero decidió abrirla, abrir nuestro país a personas que salen de prisiones, de instituciones mentales, a terroristas. Tenemos más terroristas entrando al país, un número altísimo, de todo el mundo. Él ha dejado abierta la frontera. No necesitaba legislación porque yo no la tuve”. En un último intento, Biden pretendió responder: “Cuando él era presidente les quitaban a los niños a sus familias, los ponían en jaulas, se aseguraban que las familias estuvieran separadas (…) Pero ahora los cruces han bajado 40 por ciento”.

Para México, lo dicho por Trump es amenazante, insultante y aún y cuando Biden hiciera referencia a las violaciones cometidas en contra de mujeres, los abusos sexuales, al pelirrojo no le afectó, como tampoco ha resultado dañado con los 38 cargos en su contra. Para algunos analistas los apoyos brindados a Trump, inclusive por las féminas, son una clara respuesta a la llegada de Barak Obama a la presidencia. El racismo norteamericano de ninguna manera ha desaparecido. Ya se verá lo exitoso de adelantar el debate, porque el propio Biden aceptó su derrota, así que… ¿será sustituido? De acuerdo con sus leyes aún hay tiempo..

DE LOS PASILLOS

Hugo Casanova Cardiel fue designado como coordinador de Reforma Institucional y Prospectiva Universitaria, órgano de consulta de la Rectoría de la UNAM para promover el estudio y análisis de los proyectos de transformación institucional formalizados en el Plan de Desarrollo Institucional 2023-2027. Al darle posesión del cargo, el rector Lomelí Vanegas destacó que todos los esfuerzos de reforma institucional universitaria deben estar encaminados a fortalecer y preservar la autonomía de la máxima casa de estudios. En la Sala Justo Sierra de la Rectoría, Hugo Casanova Cardiel agradeció la confianza por su nuevo encargo y expresó que la Universidad se adapta a su entorno. Casanova Cardiel explicó que la guía que orientará su trabajo será el Plan de Desarrollo Institucional que tiene aspectos que ratifican la estabilidad universitaria y también otros que se comprometen con el futuro: con la democracia, la gobernanza, el fortalecimiento de los órganos colegiados, en dar respuestas ágiles a la sociedad, y con transformar planes y programas de estudio, entre otros. También fue muy explícito al señalar que se generarán procesos de transformación certeros, prudentes, en los que participe la comunidad. En el encuentro realizado en la Torre de Rectoría participaron los actuales integrantes del Consejo Asesor: Patricia Dolores Dávila Aranda; Diana Tamara Martínez Ruíz; Tomás Humberto Rubio Pérez; Hugo Alejandro Concha Cantú; y Enrique del Val Blanco…

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba