Ni con alianza / En  opinión de Salvador Martínez García

Redacción MXPolítico.-En el Estado de México se apresta a estructurar una campaña político electoral en alianza del PRI, PAN y PRD, con la esperanza de obtener el triunfo en los próximos comicios estatales para renovar al poder ejecutivo local.

El próximo 4 de junio el electorado mexiquense habrá de decidir quién será el sucesor del actual gobernador Alfredo del Mazo, pero a pesar de los esfuerzos aliancistas las encuestas apuntan a favor de la candidata de Morena Delfina Gómez Álvarez, quien por segunda ocasión aspira a la gubernatura.

Alejandra del Moral es la carta del PRI con el importante respaldo del panismo en el estado impulsado por Enrique Vargas, al que se suma lo poco que pueda aportar el PRD, empero no se observa hasta el momento que puedan impulsar una campaña triunfadora como la que llevó al poder al actual mandatario estatal, de cientos de millones de pesos.

Sólo con grandes cantidades de dinero el PRI logró el triunfo en los anteriores comicios y a pesar de las cuantiosas sumas empleadas apenas se logró superar a Delfina por un mínimo porcentaje de 2.78 por ciento de votos.

Actualmente son muy pocos los que estiman que el Gobernador se jugará el todo por el todo en los próximos comicios estatales y los más piensan que habrá una suerte de negociación, como aconteció en Hidalgo, para dar paso a Morena y garantizar un futuro tranquilo sin extremas revisiones al manejo del Gobierno y sus finanzas. Ya en los primeros meses del próximo año se verá con toda claridad si el PRI y sus aliados realmente pelearán la plaza o la entregarán en un proceso ordenado y sin sobresaltos.  

SUSURROS

A nivel nacional el futuro electoral se observa planificado a favor de una de las corcholatas, pero ello no implica que esté libre de asperezas o hasta serios conflictos.

Y no se trata de que Ricardo Monreal, el aspirante presidencial de Morena en rebeldía, signifique un peligro para los proyectos de la 4T, sino que los intereses fácticos enemigos del amlismo seduzcan a algunas de las corcholatas perdedoras para lanzarlas al ruedo como candidatos por otros u otros partidos con posibilidades peleadoras.

Nadie duda que Claudia Sheinbaum es la favorita de Palacio y si todo sigue como hasta ahora será la candidata y seguramente la próxima presidenta, pero no debe confiarse porque en política nada pasa hasta que pasa. 

¡Ah! Y de la oposición nada que decir.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

__

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

Botón volver arriba