Revista Nature publica lista de la diez personas que ayudaron a dar forma a la ciencia en 2022

Redacción Mx Político.- La revista científica Nature, que es una de las más prestigiosas a nivel mundial,​ cuyo primer número fue publicado el 4 de noviembre de 1869, ha revelado la lista de las diez personas que ayudaron a dar forma a las historias científicas más importantes de este 2022.

  • Jane Rigby:
    Exploradora del universo
    Rigby ayudó a lanzar el telescopio espacial James Webb, desempeñando un papel clave en el lanzamiento del telescopio que despegó el día de Navidad de 2021 y que está aportándonos datos inéditos sobre galaxias, nebulosas, planetas y estrellas distantes. Entre otras cosas, la astrónoma que trabaja en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Mayrland, Estados Unidos, fue responsable de interpretar la luz de fondo que se filtraba del universo en las observaciones del telescopio.
  • Yunlong Cao:
    Lucha contra la COVID-19
    Este investigador genómico de la Universidad de Pekín ha sido predictor de las nuevas variantes del SARS-CoV-2. Ha seguido la evolución del virus y ha predicho algunas de las mutaciones que están propiciando el surgimiento de nuevas variantes. Gracias a Cao y su equipo intentamos ir un paso por delante de las mutaciones que definen las variantes.
  • Saleemul Huq:
    Revolucionario climático
    El investigador climático del Centro Internacional para el Cambio Climático y el Desarrollo en Bangladesh, Saleemul Huq, fue fundamental en la cumbre COP27 celebrada en noviembre en Egipto. Tras arduas negociaciones, las naciones asistentes acordaron un fondo de «pérdidas y daños» para los estados vulnerables afectados por el clima extremo y el aumento del nivel del mar como resultado del cambio climático.
  • Svitlana Krakovska:
    Voces por Ucrania
    La jefa de la delegación ucraniana en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, Svitlana Krakovska, se alzó como voz enérgica asociando la actual invasión a Ucrania por parte de Rusia con la dependencia de la humanidad de los combustibles fósiles. La solidaridad con Ucrania no se hizo esperar.
  • Dimie Ogoina:
    Vigilante de la viruela del mono
    Ogoina, doctora especializada en enfermedades infecciosas, fue la primera persona en diagnosticar a un paciente con viruela del mono o mpox, en el brote de 2017. Trabajando en la Universidad del Delta del Níger en Amassoma, Nigeria, detalló la propagación de la enfermedad viral en todo el país. Este hallazgo ayudó a crear conciencia sobre el virus y su gravedad en los países de altos ingresos e impulsó las campañas de vacunación.
  • Lisa McCorkell: Activista por la covid persistente
    Fundadora del Patient-Led Research Collaborative, una colaboración de investigación dirigida por pacientes es un grupo de pacientes de covid persistente que, a su vez, son científicos, McCorkell ha logrado crear un fondo de 4,8 millones de dólares para proyectos de investigación de esta enfermedad, apoyando fundamentalmente estudios clave sobre la covid persistente.
  • Diana Greene Foster: Investigadora del aborto
    Greene Foster es una demógrafa de la Universidad de California, San Francisco, que evalúa la eficacia de las políticas de planificación familiar. En 2006, rastreó las consecuencias de negarle a una mujer un aborto en su bienestar mental, físico y económico en los siguientes cinco años. Su investigación reveló que las mujeres tenían más probabilidades de vivir en la pobreza, criar a sus hijos solas y experimentar complicaciones durante el parto como resultado del rechazo.
  • António Guterres:
    Diplomático de crisis
    El secretario general de las Naciones Unidas ha actuado, según la revista, como conciencia del mundo, haciendo que los países sean conscientes y enfrenten crisis como la lucha contra el cambio climático y la actual invasión de Ucrania.
  • Muhammad Mohiuddin:
    Pionero en xenotrasplantes
    Este año pudimos ver el hito médico de un corazón de cerdo que era exitosamente trasplantado a un ser humano. El paciente de insuficiencia cardíaca terminal David Bennett, de 57 años, se sometió al procedimiento experimental de nueve horas en el Centro Médico de la Universidad de Maryland en Baltimore. El corazón de cerdo se había sometido a una edición genética para minimizar las posibilidades de rechazo del cuerpo del paciente. Bennett murió dos meses después de la cirugía, pero fue más tiempo de lo esperado y abrió la ventana a nuevos procedimientos de trasplantes.
  • Alondra Nelson:
    Políticas científicas
    La directora interina de la Oficina de Política Científica y Tecnológica de EE. UU. ha ayudado a la administración del presidente estadounidense Joe Biden a desarrollar elementos como las nuevas directrices sobre ciencia abierta con objeto de promover y mejorar la transparencia, así como la equidad racial y social, entre otras cosas.

Información de muyinteresante.es

End

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba