Samuel García: ‘Muñeco diabólico de la política’ / En opinión de Héctor Calderón Hallal

La tragedia griega nos trajo algunas construcciones gramaticales que se han quedado hasta hoy incólumes… aunque otras por ser tan socorridas en nuestro lenguaje, han sido excesivamente ‘manoseadas’ y hasta pervertidas en su significado.

Uno de ellos es el concepto ‘protagonista’, que en el género de la tragedia, aportada desde la antigüedad por la cultura helénica, deriva de las raíces “proto” y “agonista”; es decir, el primero –o los primeros- en agonizar en el relato trágico, que a final de cuentas eso eran las tragedias; cuentos cortos que reseñaban los modos y las razones por las que perecían violentamente, en auténticos arrebatos pasionales, personajes que por lo regular encarnaban la “bravura”, el “vigor” la “frescura” de un individuo joven…aunque también aquellos antivalores como la inexperiencia, la impertinencia, la ingenuidad, la perversidad, la ambición y el temor, entre otros… algunos calificados por la propia narrativa como ‘semidioses’. Es el caso patético y enfermizo de Samuel García Sepúlveda, Gobernador en duiscusión y efímero precandidato de MC a la Presidencia de la República, a quien hoy podríamos llamar el “muñeco diabólico de la política mexicana”, lamentablemente regimontano.

A ‘contrario sensu’, en el relato judeocristiano (en ambos testamentos) de las grandes hazañas narradas o transmitidas de generación en generación, por lo regular, son individuos jóvenes e inexpertos, casi siempre con un perfil mediano al interior de su comunidad, quienes son llamados a cumplir grandes “encargos” hechos por el ‘Señor’, cuyos alcances superan las expectativas de sus propias fuerzas y en general hasta del entendimiento humano de aquella época y de la actual.

Lo anterior a fin de darle al relato un mensaje místico, un enfoque especialmente político, tal como lo interpreta el ensayista y filósofo francés, Charles Péguy.

Por eso el herísmo de la política está reservado a los jóvenes en la narrativa judeo-cristiana, según Péguy.

Así, los ejemplos de David contra Goliat… y de los propios apóstoles que siguieron a Jesús de Nazareth, parten del supuesto de que jóvenes inexpertos estaban llamados a “encabezar las grandes transformaciones del mundo y de su época” primero, por mandato divino… y ya después, por la obligatoriedad de la “liturgia”.

No así con el caso de los personajes reseñados por los griegos en sus tragedias, como por ejemplo el Patroclo de ‘La Iliada’… o la de Ícaro, que pereció al desobedecer los prudentes consejos de Dédalo, su padre… por querer volar muy alto.

La tragedia de Samuel García, aun Gobernador –discutido jurídicamente por la falta de una definición de la SCJN-, pero que fue electo por mayoría en Nuevo León, luego de haber logrado ser precandidato presidencial de Movimiento Ciudadano, el partido-franquicia que regentea el veracruzano Dante Delgado Rannauro en la que fue, seguramente, la precampaña más corta de la historia política de México; bien se podría inscribir en ese catálogo de tragedias griegas, para enseñarnos en plan de moraleja, la importancia de la objetividad y sobre todo de la consciencia, de la madurez y de la prudencia de todo acto humano en la vida.

Y es que Samuel –cuando niño y adolescente- se forjó con esas lecturas de la tradición judeo-cristianas… de la Biblia incluso muchas de ellas.

Durante su niñez y hasta muy entrada su adolescencia, Samuelito conducía un programa de televisión en el canal oficial (28) del Gobierno de Nuevo León, donde recreaba a su público con los salmos y los pasajes del Nuevo Testamento, por la influencia de su señora madre en él, cuya formación fue de acendradas raíces católicas, en el Colegio ‘Excélsior’ de Monterrey.

El atributo de la conciencia humana, de ser consciente de las implicaciones de todo acto (a toda acción corresponde una reacción), es lo que diferencia a los seres aptos o no para deteminada función o actividad. La conciencia es el elemento común en todo acto humano con experiencia.

La actividad política requiere experiencia abundante para un desempeño regular, ya no digamos de excelencia.

En sus orígenes, en la antigua Grecia y después en la antigua Roma, el ámbito político estaba reservado a los hombres más experimentados, que por lo regular eran los senectos… o ancianos…

Al areópago de Atenas, por ejemplo, iban sólo los ancianos más sabios… y al Senado en Roma igual…

¿Cuándo empezó entonces a confundirse a la población en general?… ¿Cuándo se empezó a ‘confinar’ la actividad pública o la política a los ‘chamacos’?

¿Desde cuándo cualquier mozalbete puede esparcir el “criterio” de que hay –a partir de sus dichos que “decretan”- políticos “viejos” y políticos “nuevos”…. Que “hay política vieja” y “política nueva”.

Todo un contrasentido, todo un despropósito, el discurso destructivo y denostador de quien fuera el candidato único y efímero de Movimiento Ciudadano y que volvió –con muchas posibilidades de ser sujeto al juicio de desafuero en los próximos días incluso- a asumir su puesto de Gobernador de Nuevo León, en un acto de arrepentimiento por su pretensión de ser, sin posibilidades electorales reales, el “esquirol” que atomizara la votación del Frente Amplio opositor a Morena, integrado por el PRI, PAN y PRD.

En este desorden político no únicamente regiomontano -porque alcanzó el ámbito nacional y hasta la observancia internacional- quien lució con firmeza, valentía táctica y estratégica fue Alejandro ‘Alito’ Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI, uno de los partidos opositores, no obstante su juventud, quien no obstante con 48 años de edad, ha ocupado la mayoría de los cargos y jerarquías al que puede aspirar cualquier ciudadano, a excepción del de Presidente de la República…

Reconozcamos que hoy día, el talento, el profesionalismo y la experiencia escasean por cualquier confín de la República Mexicana y al interior de la sociedad, cualquier ocurrencia es plataforma… y cualquier individuo ocioso contestatario, anti-oficioso, informal o “fresco”, se siente dotado del criterio para echarse a cuestas a una sociedad y al cúmulo de sus aspiraciones y problemas.

Y, como Samuel García, cualquiera recurre a un instrumento proselitista mediático en las redes sociales, como el usar a su cónyuge y a su descendiente en condiciones a menudo deplorables, pero que la falta de ética, le plantea como recursos electorales supuestamente aceptables por las nuevas generaciones.

En un puntual vídeo, publicado la tarde de ayer, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas, le dá una cátedra de oficio político, de conciencia social… de madurez política, a ese joven imberbe de quien ya nos dimos cuenta los mexicanos lo que es, Samuel García Sepúlveda ‘el fosfo-fosfo’ y a quien no le importó poner en “entredicho” al partido Movimiento Ciudadano y a su líder nacional Dante Delgado, quien hoy resolverá en su Asamblea Nacional el nombre del sucesor, del infame neolonés.

“Vamos a dejarlo claro Samuel”, le dice ‘Alito’ en el documental. “Nadie te descarriló; tú solo te bajaste de la contienda, por el miedo a que te revisaran las cuentas y se publicaran leyes que impulsaste para evitar la transparencia en Nuevo León; batiendo el récord mundial en la precampaña presidencial más corta en la historia, pues duró sólo 40 minutos”.

“Eres un engaño… ni en tu partido saben cómo justificar todas tus locuras; eres un esquirol mandado por tu partido, que sólo sabe hacer trampas y editar vídeos; lo de tu partido (MC) es servir al poder y jugarle al esquirol de Morena”… “Eres un holograma, alguien hueco, sin sustancia y sin equipo”.

Con esta nueva y eficaz intervención, ‘Alito’ se constituye de paso, hasta hoy, en el vocero más eficaz que tiene el Frente Amplio Opositor; pues ha sido el único capaz de puntualizar las debilidades de la propuesta oficialista del Gobierno que encabeza López Obrador… y de sus panegiristas como el malhadado e inefable Samuel García.

Y no sería descabellado tampoco pensar en una muy atractiva quiniela –o careada- entre dos jóvenes exponentes, en este próximo proceso o, ¿porqué no?… en el de 2030: Samuel por Morena-MC … y ‘Alito’ por el Frente Amplio o su equivalente….aunque de aquí a entonces, ya esta careada podría ser de tres, con Marcelo Ebrard, quien anunció su participación indefectible en aquel proceso, aun cuando no se sabe por cuál partido o si será independiente… pero por sus yerros, estos últimos dos ya podrían estarse despidiendo de la actividad política y el único que sobreviva de aquí a entonces, por su habilidad y su verticalidad, sea Alejandro Moreno Cárdenas.

Esperemos y comentaremos.

Autor: Héctor Calderón Hallal

Contactos:

En X (antes Twitter): @CalderonHallal1;

En E-Mail: fixiflaux99@gmail.com;

“Los comentarios y opiniones vertidos en este artículo, son responsabilidad exclusiva de su autor; por lo que no representan en modo alguno, la opinión institucional de este medio”.

Botón volver arriba