¿Semáforo Verde? / En opinión de Jesús Michel Narváez

Redacción Mx Político.- Este día sabremos de qué están hechos los senadores mexicanos.

Si responden al ejercicio pleno de un poder independiente o al capricho del huésped temporada de Palacio Nacional.

Lo que hagan los representantes del Pacto Federal, que no del pueblo, marcará su ejercicio durante las dos legislaturas que les corresponden durante el sexenio.

Los de Morena y adláteres, PT, PVEM y PES, cargarán el desprestigio de haber aprobado algo que de suyo no tiene pies ni cabeza y que solamente el tronco se beneficia.

Encapricharse en “abaratar la democracia”, que no se “repitan los fraudes” y que nadie, absolutamente nadie perciba un salario mayor al presidente de la República, no justifica la destrucción, el desmantelamiento, la desarticulación del Instituto Nacional Electoral.

Como todas las instituciones, el INE es perfectible. Sin embargo, no se avanzará si en lugar de encontrar el camino de la perfección se halla el de la desaparición.

La Constitución fija los salarios de los consejeros y los equipara con los de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No fueron los consejeros los que establecieron sus emolumentos. Fueron y son los diputados al aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación para cada ejercicio anualizado-

Después de intentar corregir el adefesio de minuta legislativa que aprobaron los diputados de Morena con sus aliados, en el Senado se esperaba la aplicación de un freno con balatas nuevas y firmes.

No ocurrió así.

Hoy podría ser el día D para el Senado de la República. O podría convertirse en el de la noche oscura de la que nadie sale bien librado.

Si como se advierte los congresistas que responden al oficialismo deciden aprobar lo que les venga en gana, aunque hablen de que se han hecho cambios -nada sustancial-, la independencia de un poder de los tres de la Unión habrá corrido la suerte que lo conduzca al deterioro institucional.

En lo personal no me queda claro que conscientes de que las reformas que se prevé aprobar son en parte inconstitucionales y que el mismo presidente de la República confiese en sus monólogos matutino que será la Corte la que resuelva, se insista en hacerlas y, por supuesto, publicarlas en el Diario Oficial de la Federación para que entren en vigor en la fecha que fije el Ejecutivo federal.

¿Es plan con maña? Seguramente lo es.

Porque el presidente de la República tendrá en sus manos las herramientas que le darán todo el poder en materia electoral, aunque dentro de un año, si no es que más tiempo, el Poder Judicial de la Federación sentencie la inconstitucionalidad de las reformas.

Ya será tarde para revertir lo que en derecho se conoce como “acto consumado”.

Si alguien sabe que viola la ley y comete el crimen, es doblemente responsable. La Constitución es clara al advertir que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. No establece que conociéndola y violándola se aplique una sanción mayor.

Lo cierto es que quien conociendo la ley y violándola intencionalmente y sabiendo que será sancionado, es alguien que no tiene respeto por la legalidad.

Y eso está ocurriendo con la mal llamada reforma electoral, el plan B del presidente de la República.

¿Perdemos, en definitiva, el derecho de pensar diferente?

Y si no transita la reforma ¿disolverá el Poder Legislativo?

Es pregunta, no afirmación. La posibilidad, está presente. Así actúan los autócratas.

E-mail: jesusmichelmp@htmail.comjesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook Jesus Michel, Twitter @msionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por Radio Cañón en el 760 de amplitud modulada.

Botón volver arriba