En opinión de Enaela García CEO de CYCSAS
Transformando la Perspectiva: La Seguridad TI como una Inversión

En el panorama empresarial contemporáneo, la ciberseguridad se ha convertido en una piedra angular para garantizar la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la información. México, como uno de los actores destacados en la escena económica global, no escapa a los desafíos inherentes a la era digital. En este contexto, las finanzas empresariales desempeñan un papel crucial en la defensa contra amenazas cibernéticas, y la inversión en ciberseguridad se erige como una necesidad ineludible.

La interconexión creciente de los sistemas financieros y la transición hacia modelos de negocios digitales han generado una mayor exposición a riesgos cibernéticos. Las empresas mexicanas de cualquier sector y tamaño son blancos atractivos para ciberdelincuentes que buscan acceder a datos sensibles, interrumpir operaciones o incluso exigir rescates. La pérdida de confianza de los clientes y la reputación, junto con posibles sanciones regulatorias, pueden derivarse de una brecha de seguridad, lo que impacta directamente en las finanzas de la empresa.

Desde la perspectiva financiera, la inversión en ciberseguridad se presenta como un componente estratégico para salvaguardar los activos y la continuidad del negocio. Las consecuencias financieras de un ataque cibernético pueden ser catastróficas, extendiéndose desde la pérdida de ingresos hasta la erosión del valor de mercado de la empresa. En este sentido, la ciberseguridad no debe ser vista como un gasto, sino como una inversión esencial para preservar el valor financiero a largo plazo.

Las finanzas de una empresa son, por naturaleza, custodias de activos y responsables de la gestión de riesgos. Al proteger activamente contra amenazas cibernéticas, el departamento financiero contribuye directamente a la sostenibilidad y solidez de la organización. La integridad de los datos financieros, la protección de la propiedad intelectual y la mitigación de riesgos operativos son fundamentales para el buen funcionamiento de las finanzas y, por ende, para el éxito general de la empresa.

Además, en un entorno donde la confianza del cliente es un activo invaluable, las finanzas deben liderar la protección de la reputación corporativa. Las violaciones de seguridad pueden tener consecuencias devastadoras en términos de pérdida de confianza, lo que afecta directamente la lealtad del cliente y, en última instancia, la salud financiera de la empresa.

En conclusión, la ciberseguridad en México no es solo un tema tecnológico, sino un imperativo financiero. Las finanzas de una empresa desempeñan un papel central en la gestión de riesgos y la toma de decisiones estratégicas. Invertir en ciberseguridad no solo protege los activos digitales, sino que también resguarda la integridad financiera y la reputación de la empresa en un mundo cada vez más interconectado y expuesto digitalmente. En este escenario, el sector financiero debe asumir el liderazgo en la protección contra amenazas cibernéticas, reconociendo que la seguridad digital es esencial para el bienestar económico y la prosperidad a largo plazo de las empresas mexicanas.

enaela.garcia@cycsas.com.mx

contacto@cycsas.com.mx

Botón volver arriba