En opinión de Jaime Flores Martínez
Fantasma

Cicuta

Jaime Flores Martínez

Miércoles 15 de mayo del 2024.- Amparado en el desgastado argumento de la “seguridad nacional”, el gobierno federal, (en complicidad con el gobierno de Sonora) insiste en la práctica de la opacidad al construir ahora mismo y en secreto, un total de 65 kilómetros de vías férreas que servirán para la operación de “otro tren” que por el momento se le conoce como “el Tren Fantasma”.

Y aunque algún aplaudidor de Andrés Manuel López Obrador se atreva a desestimarlo, la realidad es que este proyecto lo realizan los militares sin cumplir con la ley y —otra vez— sin permisos ni autorizaciones, ni tampoco derechos de vía.

Mas grave resulta que los trabajos iniciaron en febrero del 2023 sin contar con el manifiesto de impacto ambiental, sin los permisos de uso de suelo, ni tampoco proyecto ejecutivo.

Como si esto no fuera suficiente, ninguna autoridad se dignó a informar a la comunidad de Imuris Sonora, que el gobierno invadirá sus tierras y muchos habitantes de viviendas las perderán porque se ubican en la zona donde pasará el tren.

Aunque algunas voces oficialistas aseguran que la intención es detonar el desarrollo de las comunidades de Imuris y Nogales, todos los residentes del área se preguntan por qué el gobierno ni siquiera les avisó.

Contrariamente muchos de ellos aseguran que se enteraron del Tren Fantasma por el ruido que hace la dinamita al ser detonada por los militares a cualquier hora del día o de la noche.

La información que reciben a cuenta-gotas deja saber que las vías férreas del Tren Fantasma tendrán una longitud de poco más de 65 kilómetros, y servirá para el envío y recepción de mercancías de Estados Unidos.

Un sonorense medianamente enterado asegura que la intención del presidente es contar con su propia vía para enviar al vecino país las toneladas de litio que se extraerán de la mina de litio que se encuentra precisamente en Sonora.

Llama la atención que los trabajos del Tren Fantasma comenzaron justo después que el presidente decidió nacionalizar el Litio, un metal clave para la fabricación de baterías.

Al trascender que Sonora tenía la mayor concentración de Litio de América Latina, el presidente se apresuró a declararlo propiedad de la nación, aunque no de los mexicanos.

De regreso al tema del Tren Fantasma, versiones extraoficiales dejan saber que este proyecto de 65 kilómetros tendrá un costo de unos 7 mil millones de pesos, aunque el costo fácilmente rebasaría los 21 mil millones.

El mismo sonorense refiere la extrañeza de muchos de sus paisanos, pues no se explican el mostrado desinterés de medios de comunicación con cobertura nacional.

Son muy limitados los espacios que dan cuenta del abuso que realiza el gobierno federal y la evidente complicidad del actual gobernador de Sonora Alfonso Durazo Montaño, quien solo levanta los hombros ante los abusos, los riesgos y las maniobras del ejército al margen de la ley.

De nada han servido las denuncias y los gritos desesperados de personas que perderán parte de su patrimonio y muchas otras que saldrán desalojadas de sus viviendas.

Con el argumento de la detonación económica, los militares detonan dinamita y el gobierno explota a placer la extraordinaria mina de Litio.

Beltrán

Vaya que el promotor de box Fernando Beltrán Rendón es enormemente hablador pues, en estado beodo, “cacareó” haberle dado al candidato de MORENA a la presidencia municipal de Tijuana Ismael Burgueño Ruiz, “un apoyo de 1 millón de dólares”.

El explotador de boxeadores escupió que ese dinero se lo dio a Burgueño a través de un personaje —metido a la política— de apellido Guerrero.

Beltrán tiene la boca tan suelta que en ese momento precisó que la entrega del dinero fue “días antes” de la pelea entre Saul “el Canelo” Álvarez y su explotado pupilo Jaime Munguía.

Mucho alcohol o mucha lengua.

Blásquez

Resulta entendible que los candidatos que transitan por las coladeras de las encuestas recurran a las descalificaciones y las acusaciones contra los punteros.
Sin embargo, hay algunos con tan pésima reputación que sus escupitajos no tienen la mínima credibilidad.

Es el caso del impresentable Marco Antonio Blásquez, candidato del PT a la alcaldía de Tijuana quien se atreve a escupir para arriba y su saliva apenas alcanza la banqueta.

Don Marco está condenado al quinto lugar en la elección del 2 de junio y como “ya saben quién” se dedica a culpar a gobiernos anteriores de haberse robado cantidades millonarias.

Ah, por cierto, a Blásquez lo vomita su ex patrón (y dueño del PT en Baja California) Jaime Bonilla Valdez.

Positivo

Qué bueno que el candidato a diputado local por Fuerza por México en el Distrito XIII de Tijuana Salvador Lujano Reyes (el Chon), tiene la simpatía de la mayor parte de los habitantes de ese distrito.

El famoso Chon es vitoreado a diario al recorrer las calles del distrito 13, especialmente por la gente que por años lo ha escuchado en la radio.

Los residentes afirman que la actual diputada de MORENA Gloria Miramontes ni siquiera la conocen, claro, quienes no son parte de la secta la Luz del Mundo.

Doña Gloria dedica la mayor parte de su tiempo a pescar incautos.

¡Y así quiere reelegirse!

Otro candidato Luis Javier Algorri del Partido del Trabajo (PT) arrastra los pies en sus escasos recorridos.

Dicen que seguramente ya se siente derrotado.

Cicuta News.com Cicuta.com.mx Twitter: @cicutabc Facebook: cicuta YouTube: jaime cicuta columna Instagram: jaime flores cicuta Telegram: @jaime cicuta

Botón volver arriba