En opinión de Ramón Zurita Sahagún
Pragmatismo sindical

DE FRENTE Y DE PERFIL

Si algo distingue a los líderes sindicales mexicanos es su ideología siempre voluble, siempre flexible a los cambios de dirección del los gobiernos, por lo que algunos la que, algunos califican simplemente, de pragmática.

Hace apenas unos días comentábamos sobre el voto corporativo que ofrecen múltiples sindicatos a los candidatos de MORENA, especialmente a la aspirante presidencial Claudia Sheinbaum.

Esos sindicatos son los mismos que hace no mucho tiempo mantenían su lealtad al Partido Revolucionario Institucional, pero no por coincidir en sus principios, ni mucho menos con su ideología, sino por las cuotas de poder que derivan de su relación y la tolerancia hacia ellos.

Poco a poco dichos sindicatos se fueron alejando del partido tricolor, conforme iban perdiendo territorio, aunque eso no mermaba en las condiciones de mantenimiento del poder sindical de los viejos dirigentes que continúan al frente de sus organizaciones.

Esos personajes que en su permanencia dentro del PRI fueron acusados una y otra vez de opresión a los trabajadores y de una gran variedad de delitos, aunque hoy están purificados, por el simple hecho de pasar sus mismos argumentos de lealtad al Movimiento de Regeneración Nacional.

Pocos son los dirigentes sindicales que han dejado pasar a caras nuevas en su dirigencia y los más de ellos se han reelegido una y otra vez.

En eso se parecen los grandes sindicatos y los partidos políticos pequeños, ya que mantienen a sus dirigentes como propietarios de ambos.

Si algo distingue a los sindicatos mexicanos es su pobreza de liderazgo, enfocado en menor medida a la defensa de los trabajadores y simplemente a mantener un poder político, proveniente de sus alianzas.

Muchos de ellos rebasan las 8 décadas, pero se mantienen asidos al poder gremial y político, distinguiéndose por el libre manejo de las cuotas de sus agremiados.

Víctor Flores, el octogenario dirigente de los trabajadores ferrocarrileros que pronto verá rescatado su reducido poderío con la posible inclusión de los nuevos trabajadores ferroviarios,  es un eterno líder sindical que era capaz de agarrarse a golpes en defensa del PRI y ahora pone a su achicado sindicato a las órdenes de MORENA.

Ricardo Aldana, extesorero del sindicato petrolero es el más joven de los dirigentes sindicales, con apenas 70 años de edad es especialista en fondear “elecciones de Estado”, con resultados desastrosos. Fue investigado por el llamado Pemexgate que ocasionó una multa de mil millones de pesos al PRI.

La dirigencia del sindicato del IMSS es sumamente proclive a estar cerca del poder, durante la hegemonía priista se mantuvo como su aliado, posteriormente al arribo del PAN, concretaron su alianza con ellos y ahora su dirigente Arturo Olivares hace lo propio con MORENA.

Napoleón Gómez Urrutia continúa el legado que le dejó su padre, el eterno dirigente Napoleón Gómez Sada, aunque terminó la adhesión del sindicato de mineros con el PRI y ahora impulsa el voto de sus agremiados a favor de MORENA. Senador por el partido guinda, Gómez Urrutia espera alcanzar el mismo período que su padre como dirigente gremial, por ahora apenas lleva 22 años y le faltan 20 más para alcanzar el récord de su padre. Napo ha sido denunciado en variadas ocasiones por malversación y desvío de fondos del sindicato.

Isaías González Cuevas es desde 2005 líder de la CROC y mantuvo su militancia priista por muchos años donde alcanzó su máximo nivel como senador de 2012-18, aunque ahora mantiene a su agrupación con simpatías con MORENA y espera alguna recompensa por ello.

Francisco Hernández Juárez, dirigente telefonista, llegado al poder del sindicato desde hace 47 años, es el único de los dirigentes que ha mantenido su tendencia hacia los partidos de izquierda y que no militó en el PRI.

Ellos conjuntamente con Pedro Haces Barba, dirigente de la CATEM. Alfonso Cepeda, líder del magisterio y algunos otros sectores, forman la base dura del voto corporativo de MORENA, habrá que ver cómo le responden en las urnas y si los agremiados siguen manteniéndose unidos en torno a sus dirigentes.

                                                           …………………………..

Por promesas no queda y hasta, tal vez, buenas intenciones por parte de MC, para promover a una serie de personajes al Senado y a la Cámara de Diputados. Las promesas de lo nuevo de la política se ve reflejado en los rostros de Ivonne Ortega, Patricia Mercado, Patricia Flores, Alejandra Barrales, Amalia García, Claudia Ruiz, Dante Delgado, Gustavo de Hoyos  y otras más que, seguramente, encontrarán su lugar en la cámara que les corresponda, basados en su espontaneidad política. Dentro de sus nominados abundan los y las expriistas, experredistas, expanistas y de otras tendencias.

Email: ramonzurita44@gmail.com

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Botón volver arriba